Federico Miró en la web Presente Continuo, Arte Contemporáneo Andaluz

March 18, 2015

1/10
Please reload

Featured Posts

Federico Miró y el revés del paisaje

October 11, 2013

ANTONIO JAVIER LÓPEZ ajlopez@diariosur.es | MÁLAGA.

 

Las nuevas tecnologías han traído consigo nuevas frustraciones. Algunas de las más habituales llegan a menudo de parte de las impresoras domésticas, que llevan a rajatabla eso de que el líquido de tóner cotice por encima del petróleo. Y así, a menudo, las páginas aparecen como salidas de un rallador de queso justo cuando se necesitan más impecables.

 

Frente a los cuadros de Federico Miró llega el recuerdo de esos folios malogrados como los antiguos televisores neblinosos encendidos pero sin señal de antena. Porque las obras de Miró (Málaga, 1991) ofrecen esa primera estética tecnológica, justo como las imágenes escaneadas a baja resolución. Escenas que ganan definición a distancia, pero que también conviene ver de cerca. De muy cerca, porque es ahí donde se aprecia la potencia de uno de los grandes protagonistas del trabajo de Miró: el material, el pigmento acrílico.

 

Quizá por eso -o quizá por justo lo contrario- la exposición que acaba de inaugurar Miró en la sala de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Málaga (UMA) lleva por título 'Hasta donde la mirada alcance'. Porque las obras de Miró requieren cierta distancia, física y mental. La primera, para que el ojo se cerciore de que está frente a un proyecto sobre el paisaje natural. Y la segunda, para caer en la cuenta de la vuelta de tuerca que el joven creador realiza de un asunto recurrente en la historia de la pintura.

 

«Para mí el tema es una excusa, un punto de partida para trabajar sobre el contraste entre lo natural y lo digital», aporta Miró, que lleva su discurso hasta una técnica de pura manufactura: «Las obras tienen una apariencia digital, pero es un proceso manual que lleva mucho tiempo y que requiere mucha concentración, en contraste con la ilusión de inmediatez de lo tecnológico».

La obra de Miró encuentra un buen mapa de coordenadas en el texto de Míriam Callejo para el catálogo de la exposición: «El punto de inicio lo apunta el Romanticismo decimonónico y, de entre la multitud de artistas que lo representan, Caspar David Friedrich»

 

Madurez creativa

 

«Sus obras -sigue Callejo-, que minimizan al hombre en pro de la potencial fuerza incontrolada e incontrolable de la Naturaleza en su máximo esplendor representado en el paisaje -unas veces tremendamente maravillosa, otras, sin embargo, temible-, son significativamente inspiradoras para nuestro artista. Al contrario de lo que pueda parecer, la noción tradicional de la pintura de paisaje no es sino una pieza más, aunque sí uno de los detonantes, del mosaico de características que resume la rápida evolución de su breve pero intensa trayectoria, y que denota una enorme madurez creativa a pesar de su juventud».

 

Un «instinto pictórico» que también destaca el artista y profesor de la UMA Carlos Miranda, coordinador de la exposición, que recuerda que Miró terminó su licenciatura con una beca de pintura en la Academia de San Quirce, donde obtuvo el primer premio del certamen nacional que promueve esta entidad desde hace más de 50 años. Se trata, además, del segundo año consecutivo que un alumno de la facultad malagueña de Bellas Artes obtiene el primer premio del certamen, que en 2012 recibió Antonio Jesús Ruiz García.

 

Y de nuevo el texto de Callejo como camino de regreso a la obra de Federico Miró, donde «los vacíos pueden parecer llenos, y los llenos vacíos, las sombras luz y la luz sombra; nada es lo que parece hasta que no se medita detenidamente y se encuentra el indicio que conduce al camino correcto». Y ese camino lleva al otro lado de las apariencias. Al envés del paisaje.

 

Tags:

Please reload

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by MATT WHITBY. Proudly created with Wix.com

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle